Mali: Oro y vergüenza en África Occidental

Miles de niños trabajan en la minería del oro en Mali en condiciones extremas (Foto: HRW)
Según Human Rights Watch, al menos 20.000 niños trabajan en condiciones extremas en las minas de oro de Mali. La mayoría de ellos, junto a sus padres para complementar los ingresos familiares. Otros, que viajan por cuenta propia desde otros países como Guinea o Burkina Faso, acaban sufriendo abusos sexuales o tienen que dedicarse a la prostitución para sobrevivir.

En el informe 'Una mecla venenosa: Trabajo infantil, mercurio y extracción artesanal del oro en Mali' (descargar), se revela como niños de tan sólo seis años tienen que cavar pozos mineros, realizan trabajos subterráneos, levantan grandes cargas y también trabajan con mercurio, un potente neurotóxico que se utiliza para separar manualmente el oro del mineral.

De los 33 niños trabajadores entrevistados por Human Rights Watch, 21 dijeron que sufrían constantes dolores en la espalda, la cabeza, el cuello, los brazos o las articulaciones. Los niños también sufren de tos y enfermedades respiratorias.

El gobierno de Mali ha adoptado un Plan de Acción Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil en junio de 2011. El plan fue un paso importante, pero su aplicación se está retrasando y ya no hay tiempo, según HRW. Según las leyes internacionales, este tipo de trabajos está taxativamente prohibido para los menores de 18 años.

El Gobierno de Mali, además, también ha fracasado en que la educación sea accesible para los niños que trabajan en las minas, la gran mayoría de los cuales nunca podrán ir a la escuela.

"Mali tiene leyes estrictas sobre el trabajo infantil y en la educación obligatoria y gratuita, pero por desgracia, el gobierno no las ha aplicado plenamente", dijo Juliane Kippenberg, investigadora de HRW. "Los funcionarios locales a menudo se benefician de la minería artesanal de oro y tienen poco interés en la lucha contra el trabajo infantil".


La mayor parte del oro procedente de las minas artesanales de Malí es comprado por los pequeños comerciantes que abastecen a los intermediarios y casas comerciales en Bamako, la capital del país. Luego, mayoritariamente se exporta a Suiza y a los Emiratos Árabes Unidos.

"Si las empresas no lo han hecho todavía, tienen que poner en marcha procedimientos para garantizar su oro no ha sido explotada por mano de obra infantil", dijo Kippenberg. "También se debe trabajar con el gobierno y los organismos internacionales para erradicar el trabajo infantil en las minas. El boicot no es la respuesta".

El trabajo infantil en la minería artesanal del oro es común en muchos países del mundo, sobre todo en el cinturón de oro de África Occidental, que se extiende por Burkina Faso, Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Níger, Nigeria y Senegal. Malí es el tercer mayor productor de oro de África.

"El oro es atractivo", dijo Kippenberg, pero "el trabajo infantil y el envenenamiento por mercurio no lo son, y no deberían de ser parte del proceso de extracción del oro".

AM/HRW/Red
13.11.2012

  ALERTAMINERA.net

Regresar a inicio